Camping Pays Basque, Itsas Mendi

Camping Biarritz francia

Biarritz

«J’ai pour moi les vents, les astres et la mer » ("Tengo para mí el viento, los astros y la mar").
Es el lema de Biarritz, antiguo puerto deportivo de pescadores de ballenas, que se convirtió a lo largo de los siglos en un balneario de renombre internacional.
Desde el Siglo XVIII, las ventajas para las personas deficientes, los baños de olas de la Costa de Fous (en la actualidad, la Playa Grande), han dado color a la villa.
Entre 1876 y 1906 se triplicó la población de Biarritz. Frecuentada por las familias reales de Europa, la arquitectura de la villa se modificó con la construcción de la villa Eugenia, destruida en 1903 como consecuencia de un incendio, y que en la actualidad acoge el Hotel del palacio.


Hay que visitar

La capilla imperial : La emperatriz quiso que esta capilla viera el día en el parque de la Villa Eugenia.
En 1864, construido por una elevación de Viollet-le-Duc, Emile Boeswillwald, en un estilo románico-bizantino e hispano-morisco, caracterizado de las tendencias artísticas del Segundo Imperio, tiene una belleza excepcional gracias a su policromía, sus azulejos en los muros exteriores y su mobiliario de época.
Fue declarado monumento histórico en 1981 y es propiedad de la villa de Biarritz desde el siguiente año.
Celebra misas cuatro veces al año, una por conmemoración: del fallecimiento del Emperador, en enero, por el príncipe heredero en junio, por la emperatriz, en julio, y por la Virgen de Guadalupe, en diciembre.

El museo del mar : es uno de los primeros establecimientos de este tipo en Francia; con las innovaciones realizadas a lo largo de estos años, se ha conservado su arquitectura original y se le ha dotado de una acuarium y una museología moderna.
Visitar el museo es emprender una aventura.
Le propondremos varias excursiones temáticas, la vida marina, por ejemplo, a través de la cual podrá descubrir el acuarium.
En la planta 1, las maquetas y los esqueletos de cetáceos, en la planta 2, disfrute de la visión submarina de las focas y de la información sobre los pinnípedos.
En la terraza, podrá ver las focas y sus retozos, y la galería de ornitología.

El puerto de los pescadores :
es imposible ir a Biarritz sin visitar este magnífico lugar.
Un lugar que no queda lejos del centro urbano, accesible a pie.
Se creó tras el abandono, en 1870, de los trabajos del puerto de Refugio y gracias a la donación imperial.
Lugar pintoresca y colorida, con sus tiendas artesanales, bares y restaurantes.

La roca de la virgen : gran roca que Napoleón III decidió utilizar como punto de anclaje del dique del puerto de Refugio que quiso crear.
Así, esa roca se unió a la tierra mediante un puente de madera (en la actualidad es una pasarela de Eiffel) que tiene un túnel que permite encauzar los bloques de piedra utilizados para construir el dique.
La roca debe su nombre actual a la estatua de la Virgen erigida en su vértice en 1865. Al anochecer, los focos instalados alrededor nos permite ver sobre el fondo del mar el furor de las famosas olas de la ciudad.


>> Oficina de Turismo de Biarritz tourisme.biarritz.fr/